| Preguntas
| frecuentes

¿Está pensando en instalar una cubierta en su piscina y tiene dudas o ciertas reservas?

Quizá desde este apartado podamos resolvérselas y convencerle de que instalar una cubierta en su piscina es la mejor de las elecciones para poder disfrutar de ella en cualquier época del año.
¿Qué tengo que tener en cuenta para elegir el modelo de cubierta que mejor se adapte a mi piscina?

Lo primero es preguntarnos para qué queremos la cubierta y qué pretendemos conseguir instalándola. Desde el ahorro en el mantenimiento de la misma al alargamiento de la temporada de baño hasta ocho meses al año, cada tipo de cubierta cubre mejor una función. Se puedes elegir entre cubiertas telescópicas, bajas, planas, altas con diferentes formas, diseño y materiales. No todos los materiales ni todas los diseños son aptos para todas las piscinas.
Además de lo que queramos y nos guste, también debemos establecer nuestras necesidades dependiendo de dónde está la piscina o sobre qué superficie se instalará la cubierta: ¿un jardín? ¿tierra? ¿cemento?
Por otro lado, los factores climáticos también son importantes para decidir qué tipo de cubierta queremos. Dependiendo del viento por ejemplo, se plantearán unas soluciones de cubiertas u otras. Por todas estas razones, lo mejor es que un profesional aconseje y ayude en la decisión.

¿ Podría adosar un techo que se abra y se cierre para habilitar un espacio adosado a los muros exteriores de mi casa ?
RESPUESTA……………………
¿ Hay que limpiar las cubiertas de piscina ?

Por norma general, las cubiertas solo suelen ensuciarse con restos de polvo y hojas, así como gotas de lluvia y barro. En este sentido, la limpieza es una tarea muy sencilla y económica, y en la mayoría de los casos con un chorro de agua bastará para eliminar la suciedad adherida a las mismas. Para evitar que ésta se reseque y resulte más complicada su eliminación, es conveniente que la limpiemos de manera continuada. Asimismo, será conveniente que evitemos el uso de cepillos, ya que la presencia de tierra y barro puede hacer que la cubierta acabe llena de arañazos y rayaduras. Por eso, mejor emplear únicamente una manguera de agua.
En aquellos casos en los que otros elementos cubran la cubierta, como restos de frutos de árboles, excrementos de aves o grasa, podemos hacer uso de algún aparato de agua caliente a presión.

Por lo que respecta al interior de la cubierta, esta zona permanece más resguardada de las inclemencias del tiempo, por lo que la suciedad será menor. Tan solo bastará con limpiarla con agua y jabón un par de veces al año. Si queremos, podemos hacer uso de algún limpiacristales para esta parte de la cubierta, que dejará los cristales o el metacrilato de la misma brillantes.
En algunos casos, las piscinas se encuentran formando parte de nuestras residencias vacacionales, lo que nos impide poder desarrollar este trabajo habitualmente. Por ello, la suciedad acumulada será mayor, lo que complicará un poco la limpieza. En estos casos, en los que la suciedad adherida se encuentra reseca, se aconseja hacer uso de un limpiador a presión que facilitará los trabajos de limpieza de nuestra cubierta. El interior, más protegido, podemos limpiarlo con agua y jabón o con un limpiacristales, teniendo siempre mucho cuidado de emplear una bayeta que no raye.

¿ Cómo puedo sacarle mayor partido a mi terraza descubierta ?
RESPUESTA……………………
¿ Cómo puedo proteger mi piscina para la seguridad de mis hijos sin que me quite espacio en el jardín ?
RESPUESTA……………………